Dilemas diabólicos

Elección por persona sumisa entre castigo y castigo peor

El dilema diabòlico introduce refinamiento al castigo previsto. Porque al final la persona sumisa se hace responsable de su propio suplicio.

  • Vestuario: Ninguno en especial.
  • Lugar: Un sitio donde
  • Objetos necesarios: Los habituales de castigo. También un dildo anal hinchable.
  • Advertencias genitales: No es necesario hacer cambios dependiendo de los genitales de los participantes.

  1. Ordena a la persona presentarse ante ti tan desnuda como te apetezca.
  2. Una vez en tu presencia le expones la disyuntiva: Puede elegir entre llevar todo el día un dildo en el ano o recibir 30 azotes en las nalgas.
  3. Seguramente, en su inocencia, elegirá el dildo. Entonces le explicas toda la verdad. Se trata de un dildo hinchable al que irás dando aire según decidas.
  4. Cumple con tu palabra y ve hinchando el dildo.
  5. Si así lo deseas puedes obligarla a un servicio sexual con la mano o con la boca. Eso no es parte del castigo porque debería suponer un placer para la persona.
  6. Al final puedes añadir un suplicio, o dos más como castigo por haber “elegido mal”.

Nota:

  1. Todos los juegos requieren de un consenso entre todos los participantes.
  2. Todos los participantes han de poder parar el juego en cualquier momento.
  3. Es muy recomendable acordar palabras de control para parar el juego o comunicar que algo no estás dispuesto a soportar. Por ejemplo: Rojo para parar y amarillo (mejor groc que es más corto) para pedir que pare de hacer algo pero no el juego. Algunas personas añaden verde para pedir que algo que te guste continúe.

Relato: Ayuda

Ayuda
Clica en la imagen para leer el relato

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies