Desubicando el Erotismo

Este es un truco de lo más útil para activar relaciones dormidas o aletargadas. Además es barato y fácil. Basta con encontrar una circunstancia totalmente descontextualizada e introducir un pizca de Erotismo para lograr efectos realmente potentes. Por ejemplo: Imagina que estás en una fiesta super aburrida o en una cena familiar. Con acercar tu boca al oído de la persona y susurrar: “¿Sabes Cariño? No me he puesto ropa interior, es más que suficiente para disparar su maquinaria mental. Una maquinara que, una vez activada, es bastante difícil parar. Si a las palabras añadimos caricias discretas, roces escondidos, incluso frotamientos, la experiencia puede resultar muy excitante.

Probadlo, no os arrepentiréis. Al principio produce un poco de vergüenza, pero poco a poco este complejo se va superando y termina un@ convirtiéndose en un microondas con patas.

Eso sí, practicad esta técnica con personas con las que tengáis una relación. Sea esta de amantes, pareja o amistad con derecho a roce. No sería recomendable hacer esto con conocidos y menos con desconocidos, las consecuencias podrían ser terribles.

Para aplicar bien este truco erótico aconsejo los siguiente:

  1. Buscar un evento o lugar público o una circunstancia totalmente desvinculada de la actividad erótica: Un entierro, una boda, una cena familiar, una discoteca.
  2. Utilizar métodos y prácticas que aseguren la discreción: Tapar con una revista, hablar en susurros, tocar por debajo de la mantelería.
  3. Avisar a la persona. Cuanto antes lo sepa antes empezará a barruntar y especular.
  4. Cumple tu promesa. Si le has dicho “te voy a meter mano toda la noche” busca cualquier ocasión para hacerlo.
  5. También puedes no decir nada y sorprenderla. Es otra manera de conseguir excitación.
  6. Aprovecha el miedo a ser descubiertos para detenerte o dejarlo para más tarde. Esto aumenta la ansiedad y el deseo.

Bueno, seguro que a vosotros se os ocurren más cosas. Queda a vuestro criterio utilizar o no este truco en vuestros intercambios eróticos.

*Se denomina doging a la práctica erótica consistente en copular en lugares públicos donde haya un número apreciable de espectadores. Espectadores con posibilidad de unirse a la fiesta, si se tercia.

Deja un comentario

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies