Humillación masturbatoria ante dos personas

Humillación masturbatoria ante dos personas

Una masturbación en público humilla y a la vez calienta.

  • Vestuario: Cualquiera vale.
  • Lugar: Cualquiera vale. No es especialmente necesario un mueble de tortura, pero si así lo deseas lo puedes incorporar. Pero entonces el lugar deberá ser especial.
  • Objetos necesarios: Ninguno en particular
  • Advertencias genitales: No es necesario hacer cambios dependiendo de los genitales de los participantes.
  1. Presenta a la persona sumisa a la tercera persona. Emplea un lenguaje humillante. Las personas sumisas suelen excitarse con humillaciones. Siempre de los litros de los límites pactados por la persona y prestando mucha atención a su estado emocional. A a veces la misma persona puede reaccionar ante un fruto como algo parte del juego y ante otro como algo muy personal. Es una buena práctica preguntar de vez en cuando durante todo el juego si la persona quiere decir algo. Así se le da la oportunidad de decir palabra de seguridad.
  2. A continuación, y como parte de la humillación frente a la tercera persona, ordénale y masturbarse. Al ordenar esto ten en cuenta que la persona lo va a hacer porque tú se lo dices. Valora si quieres que lo haga excitada o sin no estarlo tanto y así conseguir una cierta incomodidad.
  3. En este momento la tercera persona puede unirse a la humillación con comentarios procaces y burlones. La intervención de una tercera persona apoyándote contribuirá a potenciar el efecto excitante.
  4. Colocate tu delante y la otra persona detrás. Así va a tener una sensación de agobio mayor. Si quieres puedes venderle los ojos para producirle desorientación.
  5. Tú te encargas de acariciar, lamer, pegar o apretar las zonas más interesantes de la parte frontal de su cuerpo. Recuerda acceder a las zonas más erógenas cuando ya esté bastante excitada. Normalmente las personas soportan más dolor cuando están muy muy excitadas.
  6. La tercera persona se centrará en hacer lo mismo sobre la parte trasera de su cuerpo. Ahí está su ano una zona muy interesante en la que se puede dar mucho placer o proporcionar mucho dolor. O ambas cosas.
  7. Por supuesto la persona deberá pedir permiso para llegar al orgasmo. Una forma de torturarla es no dárselo pero ordenarle  que continúe con su masturbación. Al final llegará porque la naturaleza es imparable. Proporcionando así una excusa para que la puedas castigar a conciencia.

Inspirado en la erotic tip: Masturbación asistida

Masturbación asistida Erotic Tip
Clica en la imagen para ver la Erotic tip.

Nota:

  1. Todos los juegos requieren de un consenso entre todos los participantes.
  2. Todos los participantes han de poder parar el juego en cualquier momento.
  3. Es muy recomendable acordar palabras de control para parar el juego o comunicar que algo no estás dispuesto a soportar. Por ejemplo: Rojo para parar y amarillo (mejor groc que es más corto) para pedir que pare de hacer algo pero no el juego. Algunas personas añaden verde para pedir que algo que te guste continúe.

Relato

La visita
Clica en la imagen para leer el relato

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies