El árbol de Navidad

El árbol de Navidad

¿Qué hace un elemento evidentemente pagano en medio de una celebración Cristiana? Bueno, no es el único. Este en concreto se lo debemos a los anglosajones. Ellos lo pusieron de moda a mediados del siglo XIX y todo el mundo lo ha ido adoptando. Ahora no hay hogar sin árbol decorado durante estas fiestas.

¿Puede un árbol convertirse en elemento erótico? Depende. De entrada es un elemento fálico por naturaleza. Lo fálico ya nos incita a la lujuria, pero todo, todo, puede formar parte de un juego erótico. Sólo es necesario buscar la relación. El morbo es darle un significado erótico a un hecho cotidiano. Nada puede escaparse a esta transformación.

Aspecto Vainilla

A priori un árbol es un elemento agresivo, rugoso y según la especie dotado de hojas punzantes. Parece creado para juegos café, pero esto no puede bloquear la imaginación, porque puedes organizar juegos delicados y gamberros sin problema. También puede ser una buena idea jugar con la búsqueda, la compra o la decoración. Aquí tienes algunas ideas:

1. Un árbol humano: Decora una parte de tu cuerpo con hojas hechas de mazapán verde en. Puede ser perfectamente sólo el brazo… A partir de aquí la otra persona puede degustarlas en un inicio e ir moviéndose desde ahí a otras partes. O quedarse, como quiera.

2. Representante de árboles s.a.: Una de las personas quiere vender un árbol de Navidad, es un agente comercial de una gran marca. Puede usar “todas” sus capacidades para convenceros.

3. Decoración incentivada: Inicia una “técnica oral” a la persona pero interrúmpela cuando esté muy excitada. A continuación le dices que si te ayuda a decorar el árbol la terminarás. Verás cómo se espabila.  

4. Oculta “premios” en tarjetas para la o las personas que te ayudan a decorar el árbol. Como en este juego:

Decoración a tres, recompensada, de Árbol de Navidad

Cuando decorar se vuelve algo más interesante
Clica en la imagen para ir al juego

Aspecto Café

Como ya he dicho al tratar el aspecto vainilla, parece ideal para juegos de poder. Y lo es. Puedes atar a la persona, sólo el contacto de las hojas con su piel desnuda ya la incomodará. Puedes colgar adornos directamente en su piel (agujas de tender, u otras más hirientes pueden ser ideales). Pero también incentivar “adecuadamente” la búsqueda, o castigar por una mala elección. He aquí algunas ideas:

1. Árbol humano: Monta un bonito árbol de Navidad atando a la persona a un grueso tronco, como si fueras a quemarla en la hoguera. Ves añadiendo elementos decorativos sobre su cuerpo.

2. Incentivo inhumano: Ordena a la, o las, personas decorar tu árbol. Para mejorar la eficiencia de la tarea puedes usar una fusta o un látigo. Eso les hará trabajar más rápido, seguro.

3. Búsqueda como tormento: Lleva a la persona atada y desnuda por un campo helado mientras buscas un árbol adecuado. Tómate tu tiempo.

4. Castiga a la persona por elegir mal el árbol que le has encargado comprar. Como en este juego:

Castigo por mala elección de Arbol de Navidad

Castigo por mala elección de Arbol de Navidad
Clica en la imagen para ir al juego

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies