Sorpresa de lengua dulce escondida en trampa de papel

1. Escribe en una hoja una invitación para un evento que no tenga nada de erótico. Por ejemplo: Una nota convocando a la persona para hablar de las notas de los niños, una reunión de vecinos o para elegir un regalo para un amigo. Es importante evitar toda sospecha por su parte.

2. Prepara el lugar con una luz tenue y una música sugerente. Y espera a que llegue.

3. En cuanto llegue le dejas contemplar el espectáculo, te lo tienes que haber currado un poco, claro.

4. Acto seguido le pides que se desnude y te acompañe hasta la cama. Si crees conveniente utilizarla, claro.

5. Con mucha delicadeza la ayudas a acostarse y te tumbas a su lado.

6. Empezando por un dedo de alguna extremidad. Pie o mano, no importa, vas recorriendo todo su cuerpo, de una punta a otra.

7. Tómatelo con calma, ves poco a poco, presta atención a sus reacciones, intenta dar un placer tranquilo pero ascendente.

8. Empieza por la periferia de su cuerpo y las zonas menos erógenas.

9. Poco a poco ves acercando tus caricias linguales a las áreas más calientes. Pero detente antes de llegar a alguna especialmente sensible, deja esa delicia para el final.

10. Ayúdala a dar la vuelta y haz exactamente lo mismo que has hecho con la parte frontal de su cuerpo.

11. Una vez terminado este “pase por la espalda” la ayudas a darse la vuelta para dejarla boca arriba.

12. Empieza a recorrer otra vez su piel con la lengua, sin dejar de ser delicado, aproximándote a las partes más interesantes.

13. Dedícate ahora a las zonas capaces de producir un orgasmo. Se extremadamente delicado y cariñoso, pero no evites darle el máximo placer.

14. Puedes o no lamerla hasta el orgasmo. Tú eliges. La satisfaces o la dejas preparada para el siguiente plato.

No existe diferencia entre  hombres y mujeres. Se trata de lamer un cuerpo, tanto da que sea masculino o femenino.

Trios

En esta ocasión se impone un dos contra uno. Los dos lamedores se reparten cada uno una mitad del cuerpo de la persona. Es aconsejable una cierta coordinación.

Más de tres

Lo más recomendable es organizar grupos de lamedores que actúen de forma coordinada sobre el cuerpo de una persona. Tres contra uno, cuatro contra uno, cinco contra uno. Más serían un estorbo.

Deja un comentario

Related posts:

Partida de strip póker con estiramientos, chupetones y toqueteos varios
Examen oral en muchos sentidos organizado por profesr@ picar@ y libidinos@
Masturbación con inicio autónomo y final compartido.
Castigo de nalgas más o menos severo con consuelo orgásmico manual.
Succión por zonas con orgasmo manual para finalizar
Disfrute de boca y glúteos de persona atada
Lametones de vampiro con mermelada
Ritual de buena fortuna para el año venidero, con regalito y orgasmo final
Ritual de consagración de la primavera con manipulación de energías y final orgásmico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies