Orgasmo en el cuello acompañado de friegas y chupetones

Para dos

1. Queda con la persona para hacer una clase de estiramientos. Envíale una nota donde abunden los dobles sentidos.
2. Durante la clase aprovecha para meterle mano de forma ostensible.

3. Al final (la clase debe ser breve) le propones hacerle unas friegas refrescantes con colonia.

4. Quítale toda la ropa hasta dejarla totalmente desnuda.

5. Empieza a esparcir la colonia primero por las zonas menos "significativas".

6. A continuación te vas acercando a las más sensibles. Pero no coloques colonia allí, puede producir un escozor demasiado fuerte. Aunque esto siempre queda a gusto del consumidor. Si crees que puede gustarle, adelante. La "colonia" puede ser vodka o ginebra, que es un poco menos agresiva.

7. Después de las "friegas" puedes empezar a chupar. Concéntrate sobre las zonas más calientes. Algunas lo deben estar mucho, si has hecho un buen trabajo. Céntrate ahora en sus genitales. Chupalos con fruición, intentando conseguir una turgencia y excitación máxima.

8. Una vez conseguida coloca tu cuello entre sus genitales y frota. Si no está muy excitada, esto hará disminuir las posibilidades de conseguir el orgasmo. Cuando esto ocurra vuelve a estimularla con la boca.

9. Sigue así hasta que alcance el orgasmo.

 

Cuestión de sexos

Aquí si hay diferencias significativas. No será lo mismo ceder tu cuello para el orgasmo de una mujer que cederlo para el de un hombre. Ambos lo lograrán por frotamiento, pero debido a la diferente anatomía.

En el caso femenino intenta colocar el cuello entre las piernas manteniendo el máximo contacto con el clítoris. La textura del cuello es blanda (bueno, esto depende de tu musculatura), puedes apretar un poco sin causar dolor.

Cuando se trate de un varón puedes frotar con mayor libertad contra cualquier parte (cuidado con la tráquea). Un pequeño truco, acompaña el frotamiento con movimientos masturbatorios, esto le ayudará a llegar.

Toque liberal

Tríos: Si se trata de un trío, el reparto de papeles es fácil. Una de las personas puede centrarse en frotar y la otra en chupar. A la hora de ceder el cuello, cualquiera de los dos vale. La otra puede continuar chupando y frotando, seguro que el orgasmo será de mejor calidad.

Más de tres: En una orgía la distribución de papeles debe ser un poco más estricta. Se puede disponer un cuello o crear turnos. Bueno, esto sólo son consejos, cada uno se lo monta como quiere.

Deja un comentario

Related posts:

Partida de strip póker con estiramientos, chupetones y toqueteos varios
Examen oral en muchos sentidos organizado por profesr@ picar@ y libidinos@
Baño con sorpresa gurrindonga a medio hacer
Masturbación con inicio autónomo y final compartido.
Castigo de nalgas más o menos severo con consuelo orgásmico manual.
Succión por zonas con orgasmo manual para finalizar
Disfrute de boca y glúteos de persona atada
Sorpresa de lengua dulce escondida en trampa de papel
Lametones de vampiro con mermelada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies