Estrategias sexuales 2. Te quiero como pareja pero te meto los cuernos

Las especies monógamas han sido tomadas como ejemplo de fidelidad para los humanos. Sin embargo la monogamia no implica exclusividad en casi ninguna especie. Ni en las que forman parejas sólo para una estación reproductiva ni en las que lo hacen para toda la vida se están los miembros de buscar otros partenaires.

Resumiendo mucho la monogamia es aquella estrategia reproductiva en la que los miembros de la pareja colaboran en la crianza de sus descendientes. La hembra renuncia a elegir el más dotado genéticamente y el macho a parte de su tiempo para engendrar unas crías con más posibilidades de sobrevivir.

Pero esta renuncia es parcial y en absoluto entregada. Si alguno de los miembros tiene la oportunidad, intenta conseguir otro individuo con el que tener otras crías fuera de su pareja.

Un ejemplo de esto lo tenemos en el Papamoscas cerrojillo  (Ficedula hypoleuca ), un ave canora pequeña con un claro dimorfismo sexual como podéis ver en las fotos. Dimorfismo que se da principalmente en época de cría volviéndose ambos sexos más iguales en otoño e invierno. Su hábitat favorito son los bosques de Europa y el oeste de Asia, migrando durante el invierno al oeste de África.

En la época de apareamiento el macho construye una parada nupcial a modo de anuncio publicitario y se pone a cantar para atraer una hembra. En cuanto una está dispuesta ambos construyen el nido y procrean. Los huevos primero y los polluelos después son alimentados por ambos cónyuges.

Sin embargo, el macho, en cuanto puede, se va del nido a construir una nueva parada nupcial con el fin de seducir a otra hembra. Si tiene suerte y alguna otra accede pasa a tener dos familias. Esto supone que ahora deberá colaborar en la cría de dos nidadas suponiendo un cierto desabastecimiento de la primera.

Ante la perspectiva de perder parte de la energía del macho en la crianza de su camada, la hembra titular intenta boicotear las aventuras de su marido Casanova presentándose en la parada nupcial para destruirla o picoteando a las intrusas y, de paso, al Don Juan.

Pero el macho lo tiene todo pensado y construye su reclamo a una distancia superior a la que puede cubrir la hembra sin dejar el nido desprotegido. Como el instinto de protección de la camada es más fuerte que el de evitar las infidelidades de su marido, el canalla se sale con las suya.

Sin embargo no queda aquí la cosa porque mientras el macho está con “la otra” la hembra se queda sola al cuidado de los polluelos y puede venir otro macho a visitarla. Si esto se da, la hembra puede quedar fecundada y tener polluelos del visitante, sin que eso alerte a su consorte. Una situación que ocurre con bastante frecuencia, se calcula que un 25 % de polluelos de una camada no son del macho titular.

¿Qué ganan cada uno de los miembros de la pareja con estas estrategias extraconyugales? El macho tener más descendencia viable, tiene a dos hembras poniendo huevos para él y ayudándolo a criarlos. Si además consigue algún polvete en el nido de otro macho mejor todavía porque conseguirá la colaboración involuntaria del incauto. La hembra, por su parte, consigue tener polluelos de un macho mejor dotado genéticamente (los asaltanidos son más grandes, más fuertes y más rápidos) sin renunciar a la ayuda en la crianza por parte de su marido.

Y todos contentos. O mejor dicho: Todos cabreados y desconfiando porque ninguno de los dos conyugues quiere consentir los devaneos extraconyugales del otro. El macho para no criar polluelos ajenos y la hembra para no perder recursos. Los celos están a la orden del día en esta especie pero, a pesar de todo, la actividad extranido continúa viento en popa.

Por lo tanto, a partir de ahora, os recomiendo no tomar a los pájaros como símbolo de vuestra relación de pareja, si no estáis dispuestos a aceptar los inconvenientes que conlleva ese tipo de monogamia.

Deja un comentario

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies