El sexo auténtico

Imagina una sociedad donde se considera como auténtico baile aquel en el que se da una coordinación extraordinaria de los danzantes. De tal envergadura que ambos fueran uno.

Seguramente te parecería una barbaridad y una forma de amargarse la vida porque es muy difícil conseguir eso. Pues esto estamos haciendo con el sexo.

Al sexo le pedimos cosas sobrenaturales. Y siendo como es algo natural, es imposible que nos las de. Pero continuamos empeñados. Le pedimos formar parejas y mantenerlas, llevarnos al éxtasis simultáneo, darnos identidad, dar un sentido a nuestra vida y muchas cosas más.

Pero no pasa igual con la comida. Nadie se enamora de nadie por su arte culinario, novelas románticas a parte. Ni tampoco renunciamos a una buena cena porque después de ese encuentro no vas a coincidir más. Pero al sexo si le pedimos esas cosas. Raro ¿Verdad?

Nuestra sociedad está empeñada en dirigir la atención de los ciudadanos hacia objetivos estúpidos. Buscar mística en el sexo es una forma de hacerlo. Pero hay muchas otras cosas más. Encontrar un sentido a la vida a través del fútbol, por ejemplo.

Lo más importante, sin embargo, son las consecuencias. Buscar mística en un encuentro erótico es una de las mejores formas de frustrarse. Aumenta las expectativas de una forma desproporcionada y, claro, la mayor parte de las veces no se cumplen. Es importante vacunarse contra estas expectativas te hayas o no aproximado alguna vez, con alguna persona a esa mística.

  1. Tómate el sexo como un juego. El espíritu lúdico quita hierro al asunto. Todo se vuelve más fácil. Es como cuando jugabas de pequeña.
  2. No uses el sexo para conectar con tu pareja. La conexión se consigue con el día día y el sexo no es tan importante.
  3. No renuncies a encuentros eróticos sólo porque no terminen en pareja. Es como despreciar un buen guiso sólo porque no lo vas a poder tomar cada día. Renunciar a sexo no te da más oportunidades de tener pareja, sólo más probabilidades de frustrarte.
  4. Pasa de la exclusividad erótica. No lleva a ningún lado. Bueno sí, puede llevar a los celos incontrolados y a la locura. Una pareja abierta te permite disfrutar del mejor amante sin dejar a aquella persona con la que te entiendes tan bien.
  5. No busques en el sexo la realización personal. No puede dártela. Es como pedírselo al fútbol o al basket. Te puedes divertir mucho, que no es poco, pero realización personal me temo que no. Otra cosa es la resistencia ante una sociedad cerrada que considera tus prácticas obscenas y te ataca como persona por divertirte de tal o cual manera. Eso no es realizarse a través del sexo, eso es defender tus derechos. Por cierto, defender tus derechos y los de los demás sí puede servirte para realizarte en la vida.

No existe una forma auténtica de disfrutar con el Erotismo. Como tampoco existe una forma auténtica de disfrutar de una paella o de un cordero asado.

Pero si existe una actitud que no asegura pero aumenta las probabilidades: Relajarse y gozar del proceso, sin expectativas.

Deja un comentario

Related posts:

Buscar tres pies al sexo
Cómo frustrar tus ganas de probar nuevas opciones eróticas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies