Ejercicios espirituales

Antes de leer el juego echale un vistazo, si no lo has hecho ya, las instrucciones. Te aclararán muchas dudas sobre cómo ponerlo en prácticas.

Intento de purificación del espíritu con resultados lujuriosos y carnales nada esperados.

Para dos

Situación inicial: Un cura o una monja va a dirigir los ejercicios espirituales de un alma piadosa que así lo ha pedido. La cosa no va terminar como se espera de un acto casto y religioso…

Personajes

Direct@r espiritual: Persona religiosa encargada de dirigir los rezos y meditaciones. Elige una de estos comportamientos:

  1. Cast@: En ningún momento se muestra seductor o erótico. Ni se le pasa por la cabeza. Es un pecado muy grave.

  2. Solicitante: Se interesa mucho por los pecados de la carne. Pide descripciones muy explicitas y, poco a poco pasa de las palabras a los hechos. Hasta que lo paren.

  3. Lujurios@: Se insinúa todo el rato, mete mano, acaricia. Intenta en todo momento convertir el rezo y la introspección en fiesta erótica.

Pecador@: Para purificar su alma como preparación para la Navidad acude al retiro. Quiere obtener paz de espíritu pero al final quizá obtenga más bien relax. Elige uno de estos comportamientos:

  1. Picaron@: Le sale de dentro insinuarse y aprovechar cada ocasión para acariciar o meter mano.

  2. Mojigat@: Escudriña cada uno de sus actos en busca de pecado. Y, claro, de tanto pensar en el sexo anda caliente como un tizón. Eso sí, hará cualquier cosa para no pecar. Pero la carne es débil.

  3. Cast@: Es extremadamente contraria al sexo. Para esta persona cualquier insinuación, roce o caricia es un acto contra la pureza y puede incluso recurrir a la violencia. Van a tener que currárselo mucho para conseguir de ella un desliz.

Juegos a incorporar. O no:

  1. Prueba de castidad: Tod@s se desnudaran, incluid@ el sacerdote o la monja. Deberán contemplarse con mirada inocente de niño, sin caer en el pecado de la carne ¿Podrán?

  2. Imposición de manos: El sacerdote o la monja transmite la gracia paseando las manos por el cuerpo desnudo del o de la pecador@. Todo el cuerpo.

  3. El cuerpo místico: En un ataque de misticismo un@ de l@s asistentes se levanta, se agita y se quita la ropa (para dar más realismo se la puede desgarrar). Y claro, tod@s l@s asistentes se tiran encima para contactar con el “espíritu santo”.

  4. La santa retirada: El o la director@ espiritual explicará el siguiente ejercicio: Cada pecador@ le practicará erotismo oral a otr@ pecador@ Y cuando decida el o la director@ espiritual parará y retirará la boca. Así la pecador@ desarrollará el don de la continencia.

Giros de guión:

1. Conversión repentina: La persona picarona se da cuenta de sus pecados y detiene toda interacción erótica. Esté como esté la otra persona.

2. A la mierda, ya no puedo más: De tanto contenerse, la persona casta explota. No puede resistir más la tentación y se deja llevar. Aprovecha para resarcirse de todas las represiones pasadas.

Para tres

Si en lugar de dos vais a ser tres podéis sin ningún problema seguir el juego. La tercera persona puede elegir alguno de estos papeles o inventarse uno, consiguiendo así añadir un poco de morbo:

1. Otra persona pecadora: Va a los ejercicios espirituales a limpiar su alma y como la otra puede tener estas tres actitudes:

  1. Picaron@: Le sale de dentro insinuarse y aprovechar cada ocasión para acariciar o meter mano.

  2. Mojigat@: Escudriña cada uno de sus actos en busca de pecado. Y, claro, de tanto pensar en el sexo anda caliente como un tizón. Pero, eso sí, hará cualquier cosa para no pecar. Pero la carne es débil.

  3. Cast@: Es extremadamente contraria al sexo. Para esta persona cualquier insinuación, roce o caricia es un acto contra la pureza y puede incluso recurrir a la violencia. Van a tener que currárselo mucho para conseguir de ella un desliz.     

 

2. Ayudante de oración: Puede ser religios@ o seglar. Ayudará en el retiro como segund@ del o de la director@ espiritual. Con las siguientes actitudes opcionales:

  1. Cast@: En ningún momento se muestra seductor o erótico. Ni se le pasa por la cabeza. Es un pecado muy grave.

  2. Solicitante: Se interesa mucho por los pecados de la carne. Pide descripciones muy explicitas y, poco a poco pasa de palabras a tocamientos. Hasta que lo paren.

  3. Lujurios@: Se insinúa todo el rato, mete mano, acaricia. Intenta en todo momento convertir el rezo y la introspección en fiesta erótica.

 

5. Instancia superior: Puede ser un obispo, una abadesa, una madre superiora o el mismo Papa. Aparecerá en un momento determinado para ponerse al frente de los ejercicios. Asistirá a un espectáculo ya iniciado. Sus reacciones irán de acuerdo con su mentalidad:

  1. Cast@: Si ve un lugar de oración y recogimiento se alegra y se dispone a unirse al rezo. Si observa una bacanal de lujuria y desenfreno (lo más probable) lanzará amenazas de castigos infernales, pero ¿Podrá parar el furor erótico? Y sobre todo ¿Mantendrá su castidad ante tan magna tentación?
  2. Aprovechad@: Si todo está bien disimulará, se incorporará al rezo, pero intentará sacar algún provecho erótico metiendo mano. Y si le dejan no se detendrá a ahí. Si encuentra una orgía, tras hacerse el o la ofendid@, se unirá.

  3. Picaron@: Liderará los rezos y reflexiones pero, poco a poco, los irá dirigiendo hacia prácticas lujuriosas con todo tipo de “excusas santas”. Si se encuentra una escena de pecado carnal generalizado, simplemente se une.

Juegos a incorporar. O no:

  1. El abrazo de l@s herman@s: El o la director@ espiritual se unirá a l@s pecador@s en un abrazo fraternal. Y así estarán el máximo de tiempo posible antes de caer en la tentación ¿Podrán?

  2. La santa succión: El o la directora espiritual ofrecerá sus partes santas a un o una pecador@ para qué chupando expíe sus pecados orales.

  3. Continentia máxima: Un@ pecador@ se desnuda integralmente mientras las otras dos personas le acarician el cuerpo. Su misión es resistir la gran prueba y evitar caer en el pecado.

Para más de tres

Organiza un retiro espiritual para limpiar el alma de pecado antes de la Navidad. A este evento asistirán pecador@ y personas religiosas. Estas últimas coordinaran los rezos y reflexiones. Pero la carne es débil y tanta gente junta hablando de las tentaciones de la carne…

Juegos a incorporar. O no:

  1. Lectura de los santos escritos: Un@ de l@s pecador@s sube al estado y lee un texto de reflexión. El director espiritual le aplicará el santo vibrador y él o ella deberá concentrarse en la lectura y resistir la tentación de caer.

  2. Sermón contra el pecado de la carne: El o la director@ espiritual suben al púlpito para dar un discurso contra el sexo. Como es tan gráfic@ en los detalles tod@s l@s pecador@s se van excitando y la cosa acaba como acaba.

15 duciembre. Calendario erotico adviento reyes. Vainilla

Castigo cruel y ejemplar por fiasco en la instalación de luces de Navidad.

Para dos

Situación inicial: Una persona ha contratado a un@ electricista para poner a punto su iluminación navideña. Aunque el o la operari@ se han esforzado mucho, pero mucho, no le va a gustar el resultado.
Por eso le va a proponer una cosa: Yo no me quejo a tu empresa si te dejas dar el castigo que mereces.

Personajes

Electricista: Se sorprende e incluso se ofende porque alguien cuestione su trabajo. Pero la petición de aceptar el castigo l@ deja aun más patidifuso. Puedes elegir alguna de estas reacciones o inventarte una:
1. Sumisa: Acepta aguantar los castigos y humillaciones sin rechistar por no perder el empleo.
2. Rebelde: Se enfrenta con el o la cliente, incluso la manda a la mierda ¿Podrá evitar que utilice otros métodos más coactivos?
3. Pactista: Intenta paliar los daños negociando. No sabe lo cruel y despiadad@ que puede llegar a ser el o la client@.

Client@: Es cruel y despiadad@, le encanta castigar y goza utilizando sus víctimas para su propio placer. Y va usar esta excusa de las luces para satisfacer sus ansias sádicas. No va a tener piedad.

Giros de guión

1. Sube mucho la temperatura, la calefacción se ha estropeado. Esto empeora aún más la situación e incrementa la intensidad del castigo. Lo tiene bien merecido por estropearla. Aunque no haya sido el o la electricista.
2. Llamada de teléfono del jefe del o de la lampista. El o la cliente puede usar la ocasión en su beneficio. Aumenta la credibilidad del chantaje.
3. Falta leche, el o la client@ debe ausentarse un momento. Quizá el o la electricista la espere con ropa «un poco más cómoda». Cuando vuelve l@ encuentra ocios@. Circunstancia que hará el castigo peor.
4. Apagón total. Durante 10 min. están totalmente a oscuras. La de cosas que se pueden hacer… Y las consecuencias que van a tener tales atrevimientos.

Para tres

Si en lugar de dos vais a ser tres podéis sin ningún problema seguir el juego. La tercera persona puede elegir alguno de estos papeles o inventarse uno, consiguiendo así añadir un poco de morbo:

1. Ayudante del o la electricista: Actúa profesionalmente como un segundo a bordo. Ante el castigo que le proponen puede adoptar una de estas reacciones o inventársela:

1. Sumisa: Acepta los castigos y humillaciones e incluso intenta convencer a su jef@ de que los acepte.
2. Colaborador@ vengativ@: Aprovecha la situación para inmobilizar a su jef@ y colaborar en su castigo. Aunque eso signifique soportarlo también.                        3. Rebelde: Se opone a los castigos y amenaza con una denuncia. Pero sus fuerzas son limitadas. Al final puede que ceda.                                                                    4. Pactista: Intenta paliar la intensidad del castigo con razones y argumentos. No se imagina cuan cruel puede ser el o la client@

2. Amig@ del o de la cliente: El o la client@ la ha invitado a su casa para que vea la nueva iluminación. Durante todo el tiempo puede tener su propia actitud o elegir entre estas:

1. Colaboradora: Desde el primer momento se pone a disposición para colaborar en los castigos y humillaciones. Puede ser incluso más cruel.
2. Apiadada: Intenta contener al o a la client@.
3. Pareja del o de la cliente: En un momento determinado entra la pareja del o la cliente en la casa. Se encuentra con la escena. Está totalmente de acuerdo con la decisión de o de la client@ y, por supuesto se une al castigo.

Para más de tres

Convoca a varias personas para contemplar el encendido de las luces. Por supuesto, entre l@s invitad@s habrá personal de mantenimiento intentando asegurar que nada falle.
Pero falla. Las luces no se encienden. Es un escándalo y alguien lo va a pagar. El organizador acusa a las personas encargadas de la instalación y promete escarnio y castigo público.
Uno a uno suben al escenario para ser castigados delante de todos. Llegan a subir incluso personas del público acusadas de sabotaje.@

15 duciembre. Calendario erotico adviento reyes. Cafe

Deja un comentario

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies