Castigo de nalgas más o menos severo con consuelo orgásmico manual.

Para dos

1. Antes de empezar debes hacer dos cosas:
a. Pídele que en una escala de 1 a 10 elija un número para representar el nivel máximo de dolor que quiere experimentar durante el encuentro.

b. Consensúa con ella dos palabras de seguridad. La primera para indicar que has llegado a ese límite pactado. Puede ser algo como "tango Charlie", "uno rojo" o "verde" Sin ninguna relación con el Erotismo. La segunda, de la misma naturaleza que la primera, para detener totalmente el juego.

2. Puedes hacerlo en cualquier momento pero queda mucho mejor si lo escenificar un poco. Una idea: La esperas sentado en el sillón sentad@ y con expresión grave le dices, por ejemplo, que su jefe te ha llamado para quejarse de su actitud en el trabajo. Y le dejas bien claro que deberá ser castigad@.

3. Pídele que se gire hasta mostrarte la espalda. Quítale las prendas necesarias para dejar sus nalgas al descubierto.

4. Azótala siempre respetando el nivel de dolor especificado. Y, sobre todo, atento a las palabras de seguridad.

5. Cuando hayas terminado acaricia sus nalgas golpeadas con cariño pero añadiendo un toque canallesco. Acaricia también otras partes de su cuerpo con ánimo de calentarla.

6. Cuando esté lo suficientemente excitada concéntrate en su pubis y lleva al orgasmo con la mano.

Cuestión de sexos

No hay diferencias en función del sexo de los participantes.

Toque liberal

Tríos:

Os podéis repartir los papeles siguiendo el guión del policía bueno y el policía malo.

- Un@ azotador@ ,

- Un@ consolador@.

- Una víctima.

Podéis también organizarlo con dos víctimas y un@ castigador@-consolador@. Una vería el castigo de la otra y también su "consuelo" y después sería sometida al mismo castigo. No es tan dinámico pero es una alternativa.

Más de tres:

Un castigo colectivo con varias víctimas y, por supuesto varios verdugos. Porque uno sólo puede acabar con las manos enrojecidas y no es precisamente esa parte la que debe quedar así.

Otras cuestiones

Puedes utilizar una fusta para el castigo, eso te ahorrará esfuerzo e inflamaciones en tus manos. Eso sí, ten en cuenta que al ser un objeto debes controlar mejor la fuerza.

Deja un comentario

Related posts:

Partida de strip póker con estiramientos, chupetones y toqueteos varios
Orgasmo en el cuello acompañado de friegas y chupetones
Tratamiento antitérmico de emergencia con resultados dudosos pero placenteros
Examen oral en muchos sentidos organizado por profesr@ picar@ y libidinos@
Baño con sorpresa gurrindonga a medio hacer
Masturbación con inicio autónomo y final compartido.
Succión por zonas con orgasmo manual para finalizar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies