7 de Enero Compartir textos

“El órgano sexual más potente es el cerebro”. Esta frase atribuida a Mae West tiene más razón que un santo. Si alguna vez un santo se ha planteado tal cosa.

Las mentes pueden hablar entre ellas sin necesidad de utilizar el sonido, a través de textos. Y también a través de textos pueden excitar la mente y el cuerpo de los demás.

Compartir un texto erótico es compartir aquello que te ha excitado y ofrecerlo a la persona para que compruebe si también le excita.

7 de Enero Compartir relatos

Semana de excitación creciente tras lectura de textos eróticos seleccionados.

Material: Diferentes textos eróticos.

  1. Selecciona diferentes textos eróticos. Uno para cada día de la semana.

  2. Imprímelos y ponlos en sobres.

  3. Déjale uno el lunes con una nota “Si quieres también puedes compartir”.

  4. Ves dejandolos a su alcance cada día.

  5. Comprueba su efecto al final de la semana. O quizá antes.

No existe diferencia en función de si la persona tiene genitales masculinos o femeninos.

Delicado

Selecciona relatos poco explícitos, redactados con lenguaje correcto.

Pícaro

Busca un texto muy explícito, con escenas libidinosas y lenguaje sucio.

Cruel

Recorta las partes del relato de máxima acción. Para que no sepa cómo terminan.

Dominante

El relato será de temática en torno al BDSM con algunos comentarios amenazantes. Del tipo: “Esto también lo vas a hacer”.

Para tres: Compartid de igual forma los textos entre los tres. Quizá tengáis que hacerlo por medios telemáticos.

Para más de tres: Antes de quedar distribuid entre todas las personas varios textos eróticos. Todas deberán haberlos leído antes de entrar a la fiesta.

Una vez en ella “dibujo libre”.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies