5 de Mayo. Juego de rol. Enseñando el piso.

La venta de pisos lleva a la intimidad en muchas ocasiones. La persona dispuesta a vender enseña a quien quiere comprar el lugar donde ha estado viviendo durante años. Y la agente de la inmobiliaria se queda a solas con el cliente o la cliente, en un lugar con camas. Puede pasar de todo.

Este juego es un poco diferente de los hasta ahora expuestos. En lugar de jugar con las personalidades lo haremos con el transcurso de la acción.

5 de Mayo. Juego de rol. Enseñando el piso.

Visita de piso modelo con final feliz para todos.

Persona A: Agente inmobiliario cuya misión es enseñar el piso a quien quiera comprarlo.

Persona B: Interesada en comprar un piso accede a visitarlo para saber cómo es y valorar si lo compra.

Prepara diferentes tarjetas con giros argumentales y distribuyelas por el espacio donde hayáis quedado. Deberíes leer (de forma discreta), por lo menos tres.

Por ejemplo:

  1. Te tiras encima de la otra persona en un ataque de pasión descontrolado.

  2. Has oído el sonido de alguien abriendo la puerta. Os tenéis que esconder.

  3. No vas a aguantar ninguna insinuación, a la mínima le das una buena hòstia. Pero si insiste….

  4. La llevas al orgasmo pero te detienes justo en el momento. Si quiere continuar deberá hacer algo por tí: Si es la vendedora, hacerte una rebaja. Si es la compradora, comprar la finca.

  5. Eres una persona cruel y despiadada, la atas y abusas de la otra.

  6. No tienes el cuerpo para farolillos, te niegas a cualquier juego.

  7. Te dejas hacer cualquier cosa, vas muy caliente.

  8. Hay muy poco tiempo, debe ser un polvo rapidito.

Delicado: Esparcid con cuidado el polvo de chocolate sobre el cuerpo y lamed sin grandes aspavientos.

Picarón: Al lamer su cuerpo para limpiarla del polvo deja en evidencia con gestos y palabras hasta qué punto te calienta hacer tal cosa.

Cruel: Haz asquito o di que se te queda la boca seca para dejar de chupar justo ante de su orgasmo.

Dominante: Tírate el polvo encima y obligala a limpiarte. Ensuciala también a ella y después castigala por no ir limpia. Si es con azotes, con azotes.

Para tres: Una de las personas enseña el piso a una pareja que quiere entrar a vivir. Por supuesto todo va a acabar en trío.

Para más de tres: Varias personas interesadas en invertir vienen a ver el piso piloto de una urbanización. Les va a gustar mucho la vista, pero mucho.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies