26. Mezcla: Delicado + Dominante

Cuando hablamos de dominación nos vienen enseguida a la cabeza imágenes de dóminas y amos humillando a esclavos. Pero no siempre es así.

Dominar es llevar a la otra persona por un camino determinado hacia su propio placer. Sin saltarte sus límites, que previamente debes conocer.

Pues bien, ese camino lo puede recorrer entre empujones, insultos y humillaciones (si le gusta) o con mimitos y buenas palabras. Pero con firmeza.

Esta combinación puede resultar muy erótica si se hace bien y colaboran las dos personas. Se trata de ordenar igualmente pero con suavidad. Puño de hierro con guante de seda.

Algunos ejemplos: La persona docente educando en sexo o usando la educación para conseguir sexo. El mafioso tranquilo pero exigente, en todos los aspectos.

26. Estilo erótico. Mezcla: Delicado + Dominante.

Chantaje de policía educado a persona para no ser detenida.

 

  1. Presentate en casa de la persona e identifícate como policía. El uniforme es opcional, pero tampoco sobra.

  2. Siéntate diciendo, de forma displicente, “¿Puedo sentarme?”. Dejando claro que lo haces si permiso.

  3. Expón alguna acusación falsa, la que sea.

  4. Expón también la forma de evitarla. Sexual, por supuesto.

  5. Ves dándole instrucciones, con mucha educación.

  6. Humíllala obligándola a masturbarse para ti, pero sin una palabra malsonante.

  7. Después ordénale, de forma sosegada y tranquila, que te dé un poco de sexo oral.

  8. Al final, si así lo deseas, le regalas un orgasmo oral.

Si el ano es masculino elige un plug capaz de estimular la próstata, esto no es muy difícil. En el mercado hay muchos y de mucha calidad.

Delicado: Extrema tu educación, tu cuidado. Continuas dominando la situación pero sin humillar. Aparentemente.

Picarón: Utiliza el lenguaje soez sólo cuando su excitación esté bien alta. Entonces puedes soltar alguna expresión, pero poco humillante.

Cruel: Por supuesto. Déjala sin premio. O, mejor, con el premio a medias.


Dominante: Sé un poco más imperativo pero no te pases, porque si introduces humillación o insultos te puedes cargar la mezcla.  

Para tres:

  • Opción A: Dos policías se presentan en casa de la tercera persona y la obligan a hacer todo eso.

  • Opción B: Un@ policía se presenta en casa de una pareja y las obliga, con mucha educación, a hacer de todo.


Para más de tres: Monta una redada pero con mucha clase. Violencia mínima, máxima educación por parte de todos los agentes. Pero, eso sí reclamad el soborno en especias.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies