17 de Marzo. Juego de rol. Robo frustrado.

Sorprender a una persona robando te coloca en una posición de poder no indiferente. Depende de ti si se va a tirar muchos años en la cárcel.

Ese poder puede usarse en beneficio de la comunidad o para sacar un beneficio particular. En nuestro caso erótico. Aunque esto puede volverse en tu contra.

Prepara dos situaciones con diferentes papeles paca cada una (Mira las pestañas)


Ensobra los papeles y escribe a quién corresponde (víctima 1, víctima 2, etc. Con sus variantes en función del estilo si así lo deseas). Si lo haces con los ojos cerrados tendrás un grado de incertibumbre mayor.

A continuación colócalos dentro de uno más grande con el número de situación correspondiente.

Pídele a la persona que elija una de las dos situaciones.

Abre el sobre y coloca los sobres de víctimas y de ladronas boca abajo en dos filas.

Con una moneda elegís la fila de sobres que le toque a cada uno. A continuación, si mirar sus nombres elegís el sobre correspondiente a vuestro papel.

17 de Marzo. Juego de rol. Robo frustrado.

Robo frustrado por presencia de personas en casa, con resultado extrañamente erótico.

La persona que ha entrado a robar es sorprendida. Se da una situación tensa con diferentes resoluciones.

Antes de empezar escribe dos papeles para la persona ladrona y dos para la víctima del robo. Si quieres complicarlo puedes crear papeles modificados en función del estilo:

 

S1. Ladrona A: Es muy poco agresiva y bastante temerosa. Al sentirse amenazada hará cualquier cosa para librarse.

 

S1.Ladrona A. Delicada: Siempre de forma educada y con un lenguaje correcto intenterá convencer a la persona de tu libaración. Sobre Acepta ante todo su voluntad sin rechistar.

 

S1.Ladrona A. Picarona: Protesta soltando tacos y acepta los servicios demandados cagándote en todo. Suelta palabrotas todo el rato pero déjate hacer de todo.

 

S1.Ladrona A. Cruel: Cuando interrumpas el camino de la otra persona hasta el placer, hazlo como si fuera un error, Disculpándote pero con sorna.

 

S1.Ladrona A. Dominante: Por las características del personaje este estilo es muy emplear.

 

S1.Ladrona B: Orgullosa y agresiva. Va estar siempre oja avizor para darle la “vuelta a la tortilla”. Si lo consigue hará con la víctima del robo lo que quiera.

 

S1.Ladrona B. Delicada: Si lo consigues intenta ser muy profesional, o hazlo ver. Pídele las cosas con educación y clase. Sin dejar de exigirlas, claro.

 

S1.Ladrona B. Picarona: Sé malhablada, sobretodo a partir de tu liberación. Descríbele con palabras lo que le vas a pedir y ríete de su falso pudor.

 

S1.Ladrona B. Cruel: Una vez tengas a la persona inmobilizada, si lo consigues, juega con su placer repetidas veces. Para y vuelve a empezar sin dejarla llegar al clímax.

 

S1.Ladrona B. Dominante: Despreciala por haberse despistado, humíllala, se especialmente despreciativa con sus ruegos. O mejor, dale esperanzas y después haz lo quieras con ella.




Víctima A: Decidida y bastante cachonda. Va a someter a un chantaje erótico de primera categoría a la persona que ha entrado a robar. Pero además es precavida y tras sorprenderla la atará para evitar “problemas”.

 

S1.Víctima A. Delicada: Pídele con educación y haciendo ver que tiene otra posibilidad, pero sin dejar de obligarla. Se educada y no uses palabras mal sonantes.

 

S1.Víctima A. Picarona: Declara con pelos y señales lo que la vas a obligar a hacer. Acomapaña tus acciones de insultos y amenazas muy záfias.

S1.Víctima A. Cruel: Cuando la persona esté en tus manos la someteras a la dulce tortura de hacerle ver que llega el orgasmo, sin que llegue nunca.

S1.Víctima A. Dominante: Ordénale todo tipo de acciones humillantes. Se soberbia y hazle saber que es un juguete en tus manos.

La persona ladrona entrará en la casa y, tras darse cuenta de la presencia de gente tomará medidas para inmovilizarlas. Una vez conseguido el objetivo verá una buena ocasión para aprovecharse.

Como en la situación 1 crea dos personajes para personas ladrona y víctima. Si quieres complicarlo más puedes crear más papeles modificando en función del estilo.




Ladrona A: Es muy buena en su trabajo, lo tiene todo controlado. Atará muy bien a la víctima antes de empezar el robo. Pero al verla en su poder entonces se aprovechará. Para más seguridad la amenazará con la pistola todo el rato.

 

S2.Ladrona A. Delicada: Pese a estar atada y a tu merced la tratarás con cariño y educación. Usa lenguaje elegante pero firme.

 

S2.Ladrona A. Picarona: Desde el primer momento te mostrarás libidinosa y obscena. Te reirás de ella y describirás con pelos y señales todo lo que ocuerr, además de sus reacciones.  

 

S2.Ladrona A. Cruel: Cuando la tengas atada jugarás con su placer haciéndole ver que llegará a correrse, pero parando en el momento oportuno. Varias veces. Como está atada la “tortura” será mucho más eficaz.  



S2.Ladrona A. Dominante: Despreciala por haberse dejado atrapar. Déjale bien claro que no tiene opción alguna y que va a satirfacerte en todo momento.



Ladrona B: No es muy eficaz. Tiene pocos conocimientos en ataduras. Quizá no lo haga del todo bien y eso permita a la víctima liberarse.

 

S2.Ladrona B. Delicada: Se educada y cortés en todo momento. Mientras tienes atada a la víctima y después.

 

S2.Ladrona B. Picarona: Compórtate de forma soez y maleducada. Sobre todo si la víctima consigue liberarse.

 

S2.Ladrona B. Cruel: Empieza siendo cruel y asume las consecuencias si la víctima se desata.

 

S2.Ladrona B. Dominante: Muéstrate soberbia y mandona al principio. Si la persona se desata y te domina no dejes de mantener esa actitud,

 

Víctima A: Es dócil, sumisa y temerosa. Hará todo lo que le pida la ladrona.

 

S2.Víctima A. Delicada: Te mantendrás callada y sumisa. Sin discutir nada. Siempre atenta a sus órdenes.

 

S2.Víctima A. Picarona: Protestarás de forma zafia y grosera pero harás caso a la intrusa.

 

S2.Víctima A. Cruel: No aplica

 

S2.Víctima A. Dominante: No aplica.

 

Víctima B: Es rebelde y valiente. Va a aprovechar cualquier cosa para liberarse.

 

S2.Víctima B. Delicada: A pesar de tu rebeldía te mantendrás todo el rato dentro de los límites de la buena educación.

S2.Víctima B. Picarona: Usa palabras groseras y obscenas en todo momento. Describe todo lo que le vas a hacer a la persona con efusión de detalles.

 

S2.Víctima B. Cruel: Cuando consigas dominar a la persona la someterás a la dulce tortura de hacerla llegar hasta el límite del orgasmo para después pararte. Una y otra vez.

 

S2.Víctima B. Dominante: En todo momento se comportarás de forma soberbia y dominante. Si estás atada amenazarás y si te liberas las cumplirás.

.

 Para tres:

Opción A: La persona que entra a robar encuentra dos personas durmiendo.

Opción B: Dos personas entran a robar y se encuentran a la tercera durmiendo.

Opción C: Una persona entra a robar y encuentra a la otra durmiendo. La tercera es un policía al que han avisado los vecinos y que se aprovecha de la situación.

Para más de tres:  Organizad un grupo de ladrones que entrarán en el local a robar. Pero tendrán la mala suerte de ser sorprendidos por los guardias de seguridad. Unos guardias muy cachondos.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies