17 de Enero La carta más alta

Es el juego de cartas más sencillo que existe. Cada una de las personas elige una carta. Gana quien haya elegido la más alta.

Como en cualquier juego de azar se puede apostar.

En un juego de azar erótico, a priori, se me ocurren tres cosas para apostar:

  • Prendas de vestir
  • Una práctica determinada. Masturbacion, cunnilingus, felación, etc.
  • Minutos de una práctica. Por ejemplo: 2 min de la práctica que la ganadora desee.
  • Elegir la persona con la que experimentar.
17 de Enero Tecnologia erótica. la carta más alta

Partida de “la carta” más alta apostando prendas de ropa y de otro tipo.

  1. Cada persona elige una carta. La que tenga la más alta gana. El resto de personas se quitan una prenda.

  2. Una vez desnudos pasad a apostar caricias. Quien gane puede exigir ser acariciado o acariciar a las demás personas.

  3. Ahora apostad frotamientos.

  4. Seguid apostando hasta que decidáis.

No existe diferencia en función de si la persona tiene genitales masculinos o femeninos.

Delicado: Las técnicas elegidas deberán ser suaves y su ejecución siempre dominada por el cuidado. También las palabras serán educuadas y serviciales.

Pícaro: Quien gane tendrá derecho a quitar las una prenda a cada una de las demás personas. Así puede aprovechar para magrear y meter mano.

Cruel: La persona podrá mandar a las demás masturbarse, individualmente o entre ellos y los parará pasdos x segundos. Luego se jugará otra ronda. A ver a cuantas llegáis antes de un orgasmo.


Dominante: La ganadora ordenará las demás personas participantes juegos de toda índole, de dolor o de placer. El resto de participantes obedecerán en todo momento.

Pueden jugar tantas personas como queráis.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies