13 de Marzo. Técnica con contacto. Fricción profunda.

Frotar es acariciar de forma continua una determinada zona de la piel de la persona. Es superficial cuando estimulas sólo la piel y profunda cuando afectas con tu contacto a estructuras situadas debajo.

Debajo pueden haber músculos, venas, trozos de grasa y órganos eréctiles. Estos últimos son quizá los más agradecidos cuando los frotas con profundidad. Si lo haces con el punto justo de presión pueden llevar al orgasmo.  

Una cosa sí puedo decirte. La presión debe conseguirse de forma creciente, sin brusquedades y observando muy bien las reacciones de la persona.

13 de Marzo. Técnica con contacto. Fricción profunda.

Presiones controladas para conseguir placer o dolor

Material: Lubricante.

  1. Desnuda totalmente a la persona.

  2. Acaricia su cuerpo durante un buen rato, hasta conseguir un buen estado de excitación.

  3. Poco a poco ves llegando a alguna zona con tejido eréctil.

  4. Hazte con una buena cantidad de lubricante y esparcelo bien.

  5. Empieza a frotar de forma superfiicial para estimular una creciente turgencia.

  6. Poco a poco ve aumentando la presión mientras observas sus reacciones. Decide, a través de esa observación si la aumentas o disminuyes.

  7. Continúa has resolver la tensión sexual generada.

Si el ano es masculino elige un plug capaz de estimular la próstata, esto no es muy difícil. En el mercado hay muchos y de mucha calidad.

Delicado: Estate todo el tiempo muy atento a sus reacciones para evitar cualquire disconfor. Se edicada y emplea un lenguaje cortés y correcto.

Picarón: Acompaña los aumentos de presión con declaraciones sobre cómo está la zona y lo excitada que se muestra la persona.

Cruel: Desciende la presión justo cuando observes ansia por la llegada del placer. Equivócate a drede. Puedes usar el dolor (siempre que esté consensuado) también como freno apretando demasiado, para después preguntar: “¿En qué quedamos? ¿Más fuerte o más flojo?


Dominante: Muestra una actitud totalmente indiferente a sus reacciones, aunque las controles con el rabillo del ojo. Por supuesto (siempre que el dolor esté consensuado) aprieta cuanto quieras. Y, por supuesto, obliga a la persona a tener siempre las manos a la espalda.

Para tres: Dos de las tres personas practicarán el juego sobre la tercera. Pudiendo, si así lo desean, estimular dos zonas a la vez.

Para más de tres: Estimulaos todos mutuamente frotando con más o menos presión.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies