11.Tecnología erótica. Palmear

La palmada es una técnica erótica ya muy divulgada. Casi todo el mundo la usa en momentos de máxima pasión o para “calentar” el ambiente. Dicen expertos en BDSM que dejarle el culo rojo a una persona es una forma rápida de conseguir una excitación importante.

Para gustos los colores, claro está. Peor el poder erótico de la palmada es indiscutible. Y esta práctica puede ir de un golpe súbito y poco doloroso, más ruido que nueces, a una verdadera paliza cuyo límite sea el agotamiento de quien palmea.

11.Tecnología erótica. Palmear

Palmeo de culo de persona sin y con excitación comparando los resultados.

  1. Desnuda a la persona.

  2. Dile que se apoye en tus piernas dejando las nalgas accesibles a tu mano.

  3. Antes de empezar pactad una palabra de seguridad descontextualizada. Si la persona la pronuncia paras inmediantamente.

  4. Empieza a azotarla con una intensidad media y no pares hasta que la persona pronuncie la palabra o te canses.

  5. Dejadlo un rato o queda otro día.

  6. Queda para una segunda sesión.

  7. Desnúdala totalmente.

  8. Acarícia, besa, chupa y lame su cuerpo. No te dejes ninguna parte. Déjala bien excitada.

  9. Cuando lo esté realmente, le piden que se coloque encima de tus rodillas y procede a golpear.

  10. Observa el número e intensidad que aguanta. Seguramente serán bastantes más que en la anterior ocasión.

Si el ano es masculino elige un plug capaz de estimular la próstata, esto no es muy difícil. En el mercado hay muchos y de mucha calidad.

Delicado: No bajes ni la frecuencia ni la intensidad de los golpes, pero se muy educada con la persona.

Picarón: Con cada golpe sueltas una palabrota. Describe cómo recibe los golpes sin rechistar e incluso gozando. Y cómo esto la hace una persona sucia y libidinosa.

Cruel: Puedes usar las palmadas para interrumpir su placer. Primero la llevas al límite y lo paras con unas cuantas palmadas en las nalgas. Repite el ciclo tantas veces como quieras.


Dominante: No la desnudes, que sea ella quien lo haga. No la acaricies, oblígala a tocarse. Pero las palmadas las debes dar tú. Y además ordénale que ponga el culo en pompa cuando la azotes.

Para tres: Excita y palmea a las otras dos personas obligando que una presencie el castigo de la otra.


Para más de tres: Organiza una gran palmeada con varias personas desnudas esperando los golpes de las demás, mientras otras se dedican a excitarlas a la vez.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies