10 de Febrero. Servicio de mesa.

Los restaurantes, las tascas, las cantinas y la cocina en general están llenos de erotismo. Son fuente de gran cantidad de fantasías que pueden, con facilidad, convertirse en juegos de rol.

Por ejemplo:

  • Camarer@ cachondo: Se presenta vestido ya con ropa poco apropiada. Durante toda la noche va a insinuarse para terminar consiguiendo su comentido.
  • Comensales pervertid@s: Van a ser soeces y poco educados. Meterán mano al servicio y al final le exigirán determinados servicios a cambio de propina.
  • Servicio extra: Alguién del servicio del “restaurante” se colocará debajo de la mesa e irá estimulando a los comensales hasta que se desate el “infierno”.
  • Simpa: Los comensales intentan irse sin pagar. Los amos del restaurante deciden cobrarse en “especias”.
10 de Febrero. Juego de rol. Servicio de mesa

Humillación de camarer@ torpe por parte de comensal super exigente.

Una persona muy poderosa ha pedido un servicio de mesa en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad. Tiene mucho dinero y es muy exigente. No va a permitir error alguno.

Opciones de camarer@: Prepara varios sobres con instrucciones sobre la reacción de la persona encargada de servir la cena. Mézclalos y pídele que elija uno.

 

  • Sobre 1: Es una persona muy tímida y vergonzosa. Se resiste a compensar con acciones eróticas el descontento quien ha pedido su servicio.

  • Sobre 2: Es descarada y muy sensual. Intenta arreglar las cosas, por muy injustas que sean, con sexo.

  • Sobre 3: Es una persona borde. Esto irritará a la persona que ha pedido el servicio. Al final claudicará ante la amenaza de ser despedida.

No hay diferencias en función del sexo de las personas.

Delicado:

Persona que ha pedido el servicio:  Sé educada, formal y compasiva con los errores. Pero exígele igual su compensación. Al fin y al cabo has pagado por un servicio.

Persona de servicio:

Situación 1: Procura comportarte de forma lo más profesional posible.

Situación 2: Atempera tu descaro con indirectas.

Situación 3: Sé seca pero amable.  

Picarón:

Persona que ha pedido el servicio: Sé soez y desvergonzada. Trata de aprovechar cualquier ocasión para meter mano. Haz evidente tus intenciones lúbricas.

Persona de servicio:

Situación 1: Potencia el carácter soez avergonzandote de las expresiones del cliente. Muéstrate pacata y escandalízate por su comportamiento. Pero termina poniéndote a su altura al fina.

Situación 2: Puedes desatar todo tu potencial libidinoso y hacerlo muy evidente.

Situación 3 muéstrate escandalizada y reprime un poco su comportamiento. Pero sólo un poco porque al final terminarás cayendo.  

 

Cruel:

Persona que ha pedido el servicio: En este caso la crueldad la debe ejercer la persona que ha pedido el servicio. Le puede ordenar a la camarer@ masturbarse y parar en cuanto ella decida, por ejemplo.

 

Persona de servicio:

Situación 1: Tardarás un poco en aceptar las órdenes y cuando le ordenen parar lo hará sin rechistar.

Situación 2: Quéjate obscenamente con palabras del tipo “no me deje así señorito que tengo la almeja palpitando” o “pero señora ¿No ve cómo tengo la polla? Por favor déjeme continuar”.

Situación 3:  La mandarás a la mierda aunque al final te retractarás. No quieres perder el empleo

Dominante:

Persona que ha pedido el servicio: Acentuará mucho su exigencia e incluso se inventará fallos. Ideará todo tipo de castigos para disciplinar.

 

Persona de servicio:

Situación 1: Se comportará de forma sumisa y, en todo caso, protestará cuando le ordenen hacer cosas vergonzantes. Algo que la persona aprovechará para humillarla aún más.

Situación 2: Ese desparpajo será usado como excusa para castigar. Y la persona se prestará siempre que el castigo consista en hacer marranadas.

Situación 3: El carácter borde será ideal para justificar su castigo y humillación. Al final se prestará a todo porque no quiere perder su puesto de trabajo.

Para tres:

  • Opción A: Una de las tres personas será servida por las otras dos. Por supuesto será exigente con ellas y les exigirá todo tipo de “servicios extras”

  • Opción B: La tercera persona sirve a las otras dos. Durante toda la cena la “torturaran” con exigencias de todo tipo. Algunas de ellas, las más, de tipo sexual.  


Para más de tres: Montad un restaurante en el lugar de encuentro. Con comensales exigentes servicio desastroso y todo tipo de exigencias.

Related posts:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies